La semana pasada se estrenó Un Día Perfecto en Canadá; tras llegar a las salas de cine de Estados Unidos a mitad de enero, ya se puede ver en toda Norteamérica.

La película dirigida por Fernando León de Aranoa está basada en la Guerra de Yugoslavia y ubicada en una zona en conflicto en la que los cascos azules de Naciones Unidas intentan controlar la situación. Benicio del Toro, Tim Robbins y Olga Kurylenko dan vida a un grupo de cooperantes que tendrá que sacar de un pozo un cadáver que han tirado para infectar el agua de la zona.

Un día perfecto se ha vendido en casi todo el mundo, y ya se ha visto en países como Alemania, Suiza, Austria, Israel, Eslovenia, Croacia, Bulgaria, Países Bajos e Italia. Está en las salas de cine de países como Francia, Grecia, Portugal, USA y ahora Canadá. Y aún tiene que llegar a Japón, Latinoamérica, Australia y Hong Kong entre otros.

Esta comedia dramática producida por Mediapro, lleva facturados cerca de un millón de dólares en taquilla y además de a los espectadores, también ha gustado a los críticos y en los festivales a los que ha asistido como Cannes y Sarajevo. En los Goya, obtuvo 8 nominaciones y consiguió el premio a Mejor Guión Adaptado, y en los Premios Feroz, consiguió 4 nominaciones a mejor comedia, director, guión y cartel.

Seguro que la película sigue viéndose y gustando alrededor de todo el mundo.