En el anterior artículo de espectadores de cine hablábamos de películas que no habían llegado al cine, entre otras cosas por malas críticas o por fracasos en los festivales donde se promocionaban. Ahora vamos a ver el caso contrario, películas que han triunfado en taquilla a pesar de las malas críticas previas que recibieron. En estos días, estamos viendo que Batman VS Superman está batiendo records de taquilla y las dudas en su estreno eran muy grandes por la mala crítica que había recibido. Pero no es el primer caso que nos encontramos.

Troya: la película protagonizada por Brad Pitt, Eric Bana y Orlando Bloom, apenas conseguía un 6 de nota media en sus críticas, sin embargo, recaudó casi 500 millones de dólares y es un clásico entre las películas bélicas de la historia antigua.

Top Gun: una de las películas que lanzó a un joven Tom Cruise al estrellato, partía con una nota media de 5.9 entre los críticos, y al final recaudó más de 350 millones de dólares. Fue una película muy famosa en su época, de la cual incluso sacaron una parodia cómica, Hot Shots. Actualmente, Tom Cruise y Val Kilmer están estudiando el proyecto de hacer la segunda parte.

El Gran Gatsby: la película en la que Leonardo DiCaprio protagonizaba al curioso y peculiar multimillonario no pasó de un 5.85 en las notas de la crítica y aún así acabó recaudando 351 millones de dólares en taquilla.

Armageddon: esta película contaba con un reparto espléndido, con actores como Bruce Willis, Ben Affleck, Liv Tyler, Steve Buscemi o Michael Clarke Duncan; pero la historia de un meteorito que amenaza la tierra no convenció a los críticos que le dieron un 5.95 de nota media. A pesar de ello recaudó mas de 550 millones de dólares y convirtieron a la canción “I Don´t Wanna Miss a Thing” de Aerosmith en una de las clásicas del cine tras su nominación al Oscar a Mejor Canción en 1998.

Solo en casa: la conocidísima película navideña de Macaulay Culkin obtuvo notas de un 6.5 de media, que no está mal del todo, aunque recibió muchos palos de parte de la crítica. A pesar de todo esto, recaudó 476.7 millones de dólares y se convirtió en un clásico navideño que reporta grandes audiencias a las televisiones por muchas veces que la repitan.